Hikam ilahiyya حكم إلهيّة

junio 23, 2009

El comienzo de la Revelación del Corán

Descargar Ḥadīṯ n. 1: Hadiz n. 1: Sobre el comienzo de la revelación (pdf) pdficon_small1.

Relató Yaḥyà b. Bukayr de al-Layṯ de ʻAqīl de Ibn Šihāb de ʻUrwat b. al-Zubayr que Āʼiša, la Madre de los creyentes, dijo:

حدثنا يحيى بن بكير قال حدثنا الليث عن عقيل عن بن شهاب عن عروة بن الزبير عن عائشة أم المؤمنين أنها قالت

El comienzo de la revelación fue una visión benéfica (ruʼyā ṣāliḥa) durante el sueño. [El Profeta] no tenía una visión que no fuera como el fulgor de la aurora de la mañana. Entonces se le concedió el amor por el retiro en soledad. Solía retirarse en la soledad de la cueva de Ḥirāʼ y perseveraba en ello – en la adoración – numerosas noches hasta que sentía nostalgia de los suyos. [El Profeta] se aprovisionaba para estos [períodos]; luego volvía con Jadīŷa y volvía a aprovisionarse para un período similar… hasta que, mientras se encontraba en la cueva de Ḥirāʼ, vino la Verdad (al-ḥaqq).

أوّل ما بدىء به رسول الله صلّى الله عليه وسلّم من الوحي الرؤيا الصالحة في النوم فكان لا يرى رؤيا إلا جاءت مثل فلق الصبح ثمّ حبّب إليه الخلاء وكان يخلو بغار حراء فيتحنّث فيه وهو التعبّد الليالي ذوات العدد قبل أن ينزع إلى أهله ويتزوّد لذلك ثمّ يرجع إلى خديجة فيتزوّد لمثلها حتّى جاءه الحقّ وهو في غار حراء

Se presentó el Ángel ante [el Profeta] y le dijo: “¡Lee (iqraʼ, tb. recita)!” [El Profeta] respondió: “No soy lector (mā anā bi-qāri’) [es decir, ‘no sé leer’ o ‘no puedo leer’]”. [El Profeta] prosiguió: “Me cogió y me apretó vehementemente hasta el punto de desfallecer. Después me dejó y me dijo: – ¡Lee (iqraʼ)! – Y respondí: – No soy lector. – Me cogió y me apretó vehementemente por segunda vez hasta el punto de desfallecer. Después me dejó y me dijo: – ¡Lee (iqraʼ)! – Y respondí: – No soy lector. – Me cogió y me apretó vehementemente por tercera vez. Después me dejó y me dijo: { ¡Lee en el nombre de tu Señor que ha creado! Ha creado al ser humano (insān) de un coágulo (de sangre, de arcilla?). ¡Lee! Y tu Señor es el más generoso. } (Corán 96, 1-3)”

فجاءه الملك فقال اقرأ قال ما أنا بقارئ قال فأخذني فغطّني حتى بلغ مني الجهد ثم أرسلني فقال اقرأ قلت ما أنا بقارئ فأخذني فغطّني الثانية حتى بلغ مني الجهد ثم أرسلني فقال اقرأ فقلت ما أنا بقارئ فأخذني فغطّني الثالثة ثم أرسلني فقال { اقرأ باسم ربك الذي خلق خلق الإنسان من علق اقرأ وربك الأكرم }

El Enviado de Allāh (sAs) volvió con [las aleyas reveladas] y el corazón (fuʼāḏ) violentamente agitado. Entró en la casa de Jadīŷa b. Juwaylid (rA). [El Profeta] dijo: “¡Arropadme! ¡Arropadme!” Y le arroparon hasta que pasó el terror. Contó a Jadīŷa lo que le había ocurrido y le dijo: “¡He temido por mí!” Jadīŷa le respondió: “¡En absoluto! ¡Por Allāh! Allāh nunca te causará una desgracia, pues tienes relaciones amistosas con tus parientes, te responsabilizas de todo y de todos, buscas el sostén del pobre, ofreces tu hospitalidad generosa al invitado y ayudas en las aflicciones de la verdad”.

فرجع بها رسول الله صلى الله عليه وسلم يرجف فؤاده فدخل على خديجة بنت خويلد رضى الله تعالى عنها فقال زمّلوني زمّلوني فزمّلوه حتى ذهب عنه الروع فقال لخديجة وأخبرها الخبر لقد خشيت على نفسي فقالت خديجة كلاّ والله ما يُخزيك الله أبدًا إنّك لتصل الرحم وتحمل الكلّ وتكسب المعدوم وتقري الضيف وتعين على نوائب الحق

Jadīŷa fue con él a visitar a Waraqa b. Nawfil b. Asad b. ʻAbd l-ʻUzzà, primo paterno de Jadīŷa. Se hizo cristiano durante la época Pre-islámica. Escribía el libro [en?] hebreo. También escribía en hebreo los fragmentos del Evangelio que Allāh quisiera que escribiera. Era un hombre muy mayor que había quedado ciego. Jadīŷa le dijo: – “¡Oh primo! Escucha la historia de tu sobrino”. Waraqa le preguntó: “¡Oh Sobrino! ¿Qué has visto?” El Enviado de Allāh (sAs) le informó de lo que había visto. Waraqa le dijo: “Éste es el Nāmūs [i.e. sayyid-nā Ŷibr’īl, el arcángel Gabriel]; aquel que Allāh ya hizo descender sobre Mūsà. ¡Ojalá fuera joven! ¡Ojalá estuviera vivo cuando tu gente te expulse!” El Enviado de Allāh (sAs) preguntó: “¿Y son ellos los que me expulsarán?” Respondió: “Sí. No ha habido ni un sólo hombre que haya traído algo como con lo que has venido que no haya sido considerado un enemigo. Y si llegara a ver ese tu día, te asistiría en la victoria. Sin embargo, Waraqa no tardó en morir. Y la revelación se interrumpió durante un tiempo.

فانطلقت به خديجة حتى أتت به ورقة بن نوفل بن أسد بن عبد العزّى بن عمّ خديجة وكان امرأ تنصّر في الجاهليّة وكان يكتب الكتاب العبراني فيكتب من الإنجيل بالعبرانية ما شاء الله أن يكتب وكان شيخًا كبيرًا قد عمي فقالت له خديجة يا بن عمّ اسمع من بن أخيك فقال له ورقة يا بن أخي ماذا ترى فأخبره رسول الله صلّى الله عليه وسلّم خبر ما رأى فقال له ورقة هذا الناموس الذي نزل الله على موسى يا ليتني فيها جذع ليتني أكون حيّا إذ يخرجك قومك فقال رسول الله صلّى الله عليه وسلّم أَوَ مخرجي هم قال نعم لم يأت رجل قط بمثل ما جئت به إلا عودي وإن يدركني يومك أنصرك نصرا مؤزرا ثم لم ينشب ورقة أن توفي وفتر الوحي

Muḥammad ibn Ismāʻīl al-Bujāri, al-Ŷāmiʻ al-ṣaḥīḥ, Kitāb bad’ al-waḥī, n. 3.

Descargar Ḥadīṯ n. 1: Hadiz n. 1: Sobre el comienzo de la revelación (pdf) pdficon_small1.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: